La Circular de Tejeda en su modalidad Ultra con sus 70km de recorrido, sale desde el mismo nivel del mar en la Playa de Mogán y finaliza en el pueblo de Tejeda (catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España) a 1.052 metros.

Con sus 4.373 D+ y 3.313D- y unos tiempos de corte bastante ajustados, hacen de esta su primera edición una Ultra bastante exigente.

A las 05:00 se dió el pistoletazo de salida a 93 corredores de distintas nacionalidades desde la misma Playa de Mogán.

Los primeros 3km transcurren por carretera y se hacen a un ritmo vivo junto a la cabeza de carrera hasta llegar a la primera subida en la que ya nos ponemos a fila de uno y nos adentramos por un sendero bastante estrecho y roto a la vez. A partir de aquí comienza la primera de las subidas hasta llegar a la Montaña de Tauro en el Km13 donde se nos hace de día.

Después de un descenso de unos 2km llegamos al primer avituallamiento y continuamos unos 10km pasando por la Presa de las Niñas y posterior bajada a la Presa de Soria en el Km24.

Ya hemos cubierto el primer tercio de carrera y las sensaciones son bastante buenas.

A partir de este punto, iniciamos una subida de unos 15km de distancia que nos llevará hasta el punto más alto de la carrera a 1.748m en el Morro de los Hornos.

Desde este punto y tras una ligera bajada, comenzamos a subir hacia nuestro querido Roque Nublo, punto a partir del cual compartiremos trazado con la modalidad Maratón y desde donde iniciaremos una larga bajada de aproximadamente 11km donde aprovecharemos para comer, beber y tomarnos un par de geles BangGel (de Gofio la Piña) y con la que completaremos el segundo tercio de carrera en Taiguy KM53.

En este punto iniciaremos una subida corta pero bastante vertical en la que ascenderemos 400D+ en escasos 2km, para luego continuar bajando hasta El Carrizal de Tejeda antes de afrontar nuestra última y dura subida.

Si durante toda la carrera ha sido muy importante gestionar bien el tema de Hidratación y Alimentación, a partir de este momento aún lo es más ya que aunque por momentos se nubla, hace calor y estamos en el tramo de la carrera de mayor exigencia.

Después de una parada en la que damos buena cuenta de las duchas que ha habilitado la organización en algunos de los avituallamientos para aliviar el sofocón que llevamos, nos dirigimos a la que será el último tercio de carrera.

Por delante una subida de 10km que nos llevará hasta la Cruz de Timagada y durante la cual podremos pasar a algunos corredores hasta el punto de coronar entre los 20 primeros y afrontar la última bajada de unos 3km hasta la línea de Meta en el Pueblo de Tejeda tratando de bajas de las 12 horas que nos habíamos marcado como tiempo final antes de esta prueba.

Sin lugar a dudas, una primera edición que va a dar mucho que hablar y a la que le auguramos muchos años de existencia…